Este sitio web está dirigido a profesionales sanitarios en España.

Un 10% de los bebés están expuestos al cannabis durante el embarazo

28 febrero, 2019

Un 10% de los bebés están expuestos al cannabis durante el embarazo

La Asociación Española de Pediatría y el Ministerio de Sanidad organizan diversas actividades formativas para pediatras y enfermeros pediátricos.

La Asociación Española de Pediatría (AEP) ha puesto en marcha una iniciativa destinada a ampliar la formación de pediatras y enfermeros pediátricos sobre alcohol, cannabis prenatal y postnatal. El proyecto incluye el apoyo a las Unidades de Salud Medioambiental Pediátrica en los Servicios de Pediatría con un abordaje integrativo para la detección y el manejo de las drogas en Pediatría. Finalmente, la sociedad científica colabora en campañas de información y prevención sobre los efectos nocivos que provoca el cannabis y otras drogas en el desarrollo del cerebro de los bebés, niños y adolescentes.

El estudio realizado por el Comité de Salud Medioambiental de la AEP recoge información de 2.400 parejas embarazadas en las Unidades de Salud Medioambiental Pediátrica de la Región de Murcia (1.800 parejas) y Cataluña (616parejas). El diez por ciento de las mujeres se encontraban al inicio del embarazo, mientras que el siete por ciento de las madres lactantes (solo en Murcia) están expuestas de forma activa o pasiva al cannabis. Además, entre el 4-5 por ciento lo consumen de forma activa al inicio del embarazo.

Juan Antonio Ortega y Ferrán Campillo, del Comité de Salud Medioambiental de la AEP, han explicado que estos datos refuerzan los ya publicados por investigadores del grupo en los años previos y son “extrapolables a toda España”, y concluyen que la exposición al cannabis provoca “una crisis silenciosa para el cerebro en desarrollo”.

Hoja verde en el embarazo y lactancia

El programa formativo que la Asociación Española de Pediatría está desarrollando en coordinación con el Ministerio de Sanidad para pediatras y enfermeros pediátricos utiliza la ‘hoja verde en el embarazo y lactancia’ (1). Se trata de una herramienta clínica que consiste en un cribado básico y sencillo de 5-7 min de duración de aspectos medioambientales relevantes para la salud infantil, con consejos e intervenciones breves en salud medioambiental pediátrica.

El cannabis es, después del alcohol y el tabaco, la sustancia tóxica más consumida por las mujeres embarazadas y las madres lactantes en España. Juan Antonio Ortega, facultativo experto en Salud Medioambiental, ha señalado que “el consumo de la pareja tiene una correlación importante y significativa en el consumo de la mujer embarazada”. Por ello, ha subrayado como clave el papel modélico de los padres y las parejas, “lo que permite vislumbrar la necesidad de un acercamiento a ellos como parte importante del embarazo en lo que respecta a la prevención de los riesgos medioambientales”.

“Existe una especial vulnerabilidad del sistema nervioso durante la etapa prenatal y postnatal a la acción del cannabis”, ha indicado el Dr. Ortega, quien también ha explicado que esta sustancia atraviesa fácilmente la placenta y la leche materna, alcanza los receptores cannabinoides del cerebro fetal e infantil, e induce cambios en la expresión génica y en los niveles de los neurotransmisores.

“Estamos preocupados porque el consumo y la elevada exposición al cannabis ha permanecido estable en los últimos años. Muchos adultos en edad reproductiva no son conscientes de estos riesgos; por ello, tenemos que insistir que los efectos son reversibles si no hay exposición durante los tres meses previos a la concepción”, ha dicho Juan Antonio Ortega.

Según este experto, la ropa contaminada también puede ser una fuente relevante de exposición en la mujer embarazada. Además, la leche de madres que fuman marihuana acumula el 9-tetrahidrocannabinol (THC), uno de los principales activos de la planta, hasta ocho veces más que en sangre materna. “Debemos desaconsejar el consumo de cannabis durante la lactancia. El énfasis debe ponerse en la deshabituación, no en la retirada de la lactancia. La deshabituación durante la lactancia requiere asegurar una intervención y monitorización muy estrecha por personal entrenado en el manejo y control de las adicciones en Pediatría. La lactancia podría ser útil para reforzar la deshabituación. Es urgente formar a los pediatras en este campo, ya que es un factor de riesgo de muerte súbita del lactante y se ha asociado con un retraso en el desarrollo motor al año de vida”, ha informado el Dr. Ortega.

Con el título ‘Una crisis silenciosa para el cerebro en desarrollo’, el Comité de Salud Medioambiental de la AEP ha elaborado un material divulgativo dirigido a futuros padres, madres lactantes y profesionales sanitarios con el que pretende hacer visible e intervenir en los niños en riesgo por exposición al cannabis (2). Para identificar desde el inicio del embarazo a las parejas expuestas a alcohol y drogas ilegales y reducir el riesgo de trastornos del neurocomportamiento en sus futuros niños, los pediatras especializados en salud medioambiental recomiendan utilizar la ‘hoja verde’. Esta herramienta de cribado ha sido reconocida como una buena práctica del Sistema Nacional de Salud.

 

Referencias

1. Chiandetti A, et al.2017.

2. Una crisis silenciosa para el cerebro en desarrollo. Asociación Española de Pediatría (AEP).