Este sitio web está dirigido exclusivamente al profesional sanitario facultado para prescribir o dispensar medicamentos en España.

El 50% de los pacientes con dermatitis atópica puede sufrir alteraciones del sueño, depresión, ansiedad o aislamiento

4 Dermatitis
Diciembre, 2019

El 50% de los pacientes con dermatitis atópica puede sufrir alteraciones del sueño, depresión, ansiedad o aislamiento

Milagros Lázaro, presidenta del Comité de Alergia Cutánea de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (Seaic), ha comentado que los síntomas de la dermatitis atópica, una enfermedad crónica incurable, pueden afectar de forma significativa a la calidad de vida de los pacientes. De hecho, esta patología “puede provocar hasta en el 50% de los afectados efectos psicológicos negativos, como alteraciones del sueño, depresión, ansiedad o aislamiento”.

Desde la perspectiva del paciente, Jaime Llaneza, presidente de la Asociación de Afectados por la Dermatitis Atópica (AADA), ha explicado que sufrir esta enfermedad supone “vivir con un picor constante que no te deja disfrutar con normalidad de las cosas sencillas y cotidianas”. Esta asociación pretende “concienciar a la sociedad de los síntomas que conlleva la dermatitis atópica”.

Prevalencia

En España la prevalencia de la dermatitis atópica se calcula en un 3,4% de la población general, de la cual el 60% tiene edad infantil. Esta enfermedad crónica cutánea inflamatoria es la más frecuente en los niños, y suele prolongarse durante la adolescencia. Así, el 19,1% de los casos de dermatitis atópica se produce en niños menores de cinco años. En este sentido, Milagros Lázaro ha comentado que resulta “esencial para los pacientes que padecen dermatitis atópica, para sus familiares y para toda la comunidad sanitaria que se conozca esta patología, así como sus complicaciones y su tratamiento”.

“La dermatitis atópica se considera un señuelo de otras enfermedades alérgicas. Es necesario realizar la prevención por medio de medidas dirigidas a potenciar la función de la barrera cutánea. El objetivo es impedir nuevas sensibilizaciones”, ha indicado.

Respecto al manejo clínico, es necesario “considerar al paciente con dermatitis como un todo, y no centrarnos solo en el manejo de la piel”. “Debemos tener en cuenta la posibilidad de la coexistencia de otras enfermedades alérgicas, como el asma, la rinitis o la alergia a los alimentos”, ha explicado la presidenta del Comité de Alergia Cutánea de la Seaic, para quien “el alergólogo es el especialista que, por su formación global, está mejor capacitado para atender todas estas manifestaciones en su conjunto”.

Finalmente, la Dra. Lázaro ha hablado del “reto diagnóstico y terapéutico” que supone para los especialistas el manejo de las formas más graves de la dermatitis atópica. “En los últimos diez años ha crecido de forma exponencial el interés por esta enfermedad desde la perspectiva clínica, fisiopatológica, terapéutica y de afectación de la calidad de vida de los pacientes, de forma paralela con los resultados de las investigaciones más recientes”, ha añadido.

Escuela de pacientes

La Seaic cuenta entre sus actividades con una escuela de pacientes que incluye un programa educativo para ofrecer ayuda en el manejo de las patologías alérgicas y en la adquisición de habilidades en el autocuidado de la enfermedad. Los pacientes pueden acceder a una serie de módulos interactivos y dinámicos impartidos por alergólogos. Además, esta sociedad científica ha desarrollado el curso gratuito ‘Desafiando a la dermatitis atópica’, coordinado por Milagros Lázaro, en colaboración con la AADA.