Este sitio web está dirigido exclusivamente al profesional sanitario facultado para prescribir o dispensar medicamentos en España.

Oncólogos y cardiólogos trabajan en equipos multidisciplinares para controlar la cardiotoxicidad del tratamiento

02, julio 2019

Oncólogos y cardiólogos trabajan en equipos multidisciplinares para controlar la cardiotoxicidad del tratamiento

El paciente oncológico no solo quiere curarse, sino hacerlo con mayor calidad de vida y menos complicaciones.

Los oncólogos se preocupan cada vez más por el historial clínico del paciente, especialmente por la cardiotoxicidad que puede provocar el tratamiento, como explica Javier de Castro, especialista del Servicio de Oncología del Hospital Universitario La Paz de Madrid. “Antes nos focalizábamos mucho en el tratamiento, sin tener en cuenta los efectos que podía causar. Ahora tenemos terapias más eficientes que consiguen cronificar la enfermedad, y nos preocupamos también del historial del paciente a largo plazo. Sabemos que la persona con cáncer no solo quiere curarse, sino vivir con mayor calidad y menos complicaciones”, ha añadido este experto durante una jornada organizada por la Sociedad Española de Cardiología (SEC), moderada por su presidente, Manuel Anguita.

En la misma línea, Teresa López-Fernández, coordinadora del Grupo de Trabajo de Cardio-Oncología de la SEC, recuerda que “el riesgo cardiovascular está muy asociado al tratamiento del paciente oncológico”. “La mayoría de los pacientes con un proceso oncológico en España tiene más de 65 años, y una de cada tres personas ya sufre alguna dolencia cardiovascular previa. Además, muchas terapias oncológicas favorecen el desarrollo precoz de nuevos factores de riesgo”.

El seguimiento del paciente con un proceso oncológico debe realizarse por parte de diferentes especialidades, incluidos los médicos de Atención Primaria y también los profesionales de Enfermería. El proyecto SEC Calidad, impulsado por la Sociedad Española de Cardiología, incluye la Cardio-Onco-Hematología en el subproceso SEC Primaria, y su objetivo es “intensificar la continuidad asistencial”, como indica Rafael Hidalgo, responsable del programa y especialista del Servicio de Cardiología del Hospital Virgen Macarena de Sevilla. “La finalidad del proceso de Cardio-Oncología es establecer estrategias que permitan adelantarse a ese mayor riesgo cardiovascular asociado desde todos los niveles asistenciales”, añade.

Entre otras medidas para mejorar el seguimiento a largo plazo, Javier de Castro considera necesaria la monitorización durante el tratamiento por parte de un equipo multidisciplinar. Además, debe haber “comunicación con Atención Primaria para normalizar el seguimiento del paciente que ha superado un cáncer”, concluye el especialista en Oncología del Hospital La Paz.