Este sitio web está dirigido exclusivamente al profesional sanitario facultado para prescribir o dispensar medicamentos en España.

Los médicos de Familia, clave para concienciar sobre los beneficios de la vacunación contra la gripe

Noviembre, 2019

Los médicos de Familia, clave para concienciar sobre los beneficios de la vacunación contra la gripe


Los médicos de Familia son profesionales sanitarios clave para la concienciación y prevención frente a la gripe, ya que pueden aportar información de la vacuna, así como resolver dudas por medio de información actualizada de un modo accesible a los pacientes, sobre todo a aquellos que forman parte de los grupos de población de riesgo.

En este sentido, la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SemFYC) tiene como objetivo implicar a todos los profesionales del Servicio Nacional de Salud (SNS) para lograr que el 75 % de los mayores de 65 años se vacune contra la gripe, en línea con el propósito de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La vacunación no solo es la mejor forma de prevenir, sino que es la vía más eficaz y segura para hacer frente a la epidemia y las graves consecuencias que puede tener para distintos perfiles, según defiende el Grupo de Vacunas del Programa de Actividades Preventivas y de Promoción de la Salud (PAPPS) de la SemFYC.

Este grupo de facultativos considera que, incluso cuando los virus circulantes no coinciden exactamente con aquellos que están presentes en la vacuna, esta sí es protectora en adultos sanos. Asimismo, en personas con menor respuesta a la vacunación, como ancianos y pacientes inmunodeprimidos, disminuye la gravedad de la gripe, reduce la incidencia de las complicaciones, las hospitalizaciones y los fallecimientos. 


Formación y concienciación

La semFYC ha publicado, por una parte, un informe formativo con una actualización para los médicos. Por otro lado, ha dado a conocer otro documento destinado a la población en general, con el objetivo de impulsar la vacunación contra la gripe.

Según los datos facilitados por esta sociedad científica, la gripe estacional puede afectar a entre el 5 y el 20 % de la población general. Además, cerca del 50 % de los pacientes ingresados en centros sanitarios se contagia de gripe cada año, y aproximadamente el 25 % de los procesos respiratorios febriles podría tener su origen en esta dolencia. A nivel mundial, las epidemias causan entre 3 y 5 millones de casos graves al año, y entre 290.000 y 650.000 fallecimientos.


Mayores de 65 años

Las personas mayores de 65 años son el principal objetivo diana de las campañas de concienciación contra la gripe. Un 75 % de los casos graves entre esta población requiere hospitalización y tiene una alta tasa de mortalidad. En este ámbito, España está lejos de cumplir el objetivo de la OMS de vacunar al 75% de la población mayor de 65 años, ya que en la campaña 2018 se vacunó un 54 %.

En la actualidad, la OMS recomienda el empleo de vacunas trivalentes o tetravalentes. Las primeras contienen los dos subtipos, H1N1 y H3N2, del virus de tipo A, y uno del B. Las tetravalentes incluyen otra cepa de virus B. Todas las vacunas comercializadas esta temporada son inyectables y tienen virus inactivados fraccionados o antígenos de superficie, por lo que no pueden causar gripe. Los expertos recomiendan consultar las vacunas de campaña disponibles en cada comunidad autónoma y su pauta. 


Grupos de riesgo

Aparte de los mayores de 65 años, la Sociedad Española de Médicos de Familia considera que los grupos de riesgo a los que se aconseja la vacunación para evitar las complicaciones de la gripe son:

1. Trabajadores de servicios de salud. 

2. Embarazadas.

3. Pacientes con enfermedades crónicas (cardiacas, hepáticas, pulmonares, renales, hematológicas, metabólicas, etc.). 

4. Inmunodeprimidos (VIH/SIDA, uso crónico de corticoides, tumores malignos, quimioterapia, etc.). 

5. Usuarios de residencias, guarderías u otros centros con agrupaciones de personas. 

6. Cuidadores de enfermos, mayores e institucionalizados. 

7. Trabajadores para la comunidad, como bomberos, policías, etc.


Contraindicaciones de la vacuna antigripal

Las vacunas inactivadas están contraindicadas cuando existen antecedentes de reacción alérgica severa a algún componente de la vacuna o a una dosis previa. Los médicos aconsejan diferir la vacunación en caso de patología febril grave, pero no está contraindicada en enfermedades menores. Los pacientes con tratamientos anticoagulantes también deben vacunarse, a pesar de que pueden desarrollar hematomas. En estos casos se aconseja usar una aguja fina y aplicar presión local durante dos minutos. Las personas inmunodeprimidas o con enfermedad oncológica deben adecuar el momento de la vacunación al estado de inmunidad según los protocolos.