Este sitio web está dirigido exclusivamente al profesional sanitario facultado para prescribir o dispensar medicamentos en España.

Los médicos de primaria tienen que intensificar su papel en la prevención de la diabetes tipo 2

31 mayo, 2018

Los médicos de primaria tienen que intensificar su papel en la prevención de la diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2 es uno de los mayores problemas de salud en todo el mundo, tanto que presenta dimensiones epidémicas y lo peor es que prosigue su avance imparable. España no solo no es ajena a esta enfermedad, sino que le afecta de lleno: cada año se detectan 386.000 nuevos casos, lo que se traduce en una incidencia de 11,58 casos por mil habitantes al año. La prevalencia de la enfermedad es del 13,8%, lo que implica que cerca de 4 millones de ciudadanos de nuestro país tiene diabetes tipo 2. Estos son los datos epidemiológicos más recientes, recogidos en el estudio Di@bet.esy que se han presentado en el XXIX Congreso de la Sociedad Española de Diabetes (SED), celebrado en Oviedo (del 18 al 20 de abril).

Estas cifras muestran una realidad preocupante, en la que se pone en tela de juicio si tanto los profesionales de la salud como las autoridades sanitarias y la población están haciendo bien las cosas en materia de prevención. En opinión de Luis Ávila Lachica, coordinador del grupo de diabetes de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), “si aumenta el número de afectados es porque no lo estamos haciendo lo suficientemente bien. La obesidad infantil sigue siendo un problema y esta va a conducir a un aumento de la diabetes en el futuro no muy lejano. Necesitamos políticas que nos modifiquen los hábitos de vida, con una alimentación más saludable y que incentiven el ejercicio desde joven como forma de lucha contra la diabetes”.

Este especialista pone el foco en la necesidad de controlar el peso de los niños (el 23% tiene sobrepeso y el 18%, según los resultados del Estudio Aladino2, una iniciativa del Ministerio de Sanidad y la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) para evitar que se conviertan en adultos diabéticos. Por ello, Ávila considera que es fundamental “insistir a las madres desde los programas de niño sano en que ellas son las primeras responsables de lo que ocurra con sus hijos en el futuro, y que su obligación es enseñarles a vivir de forma saludable desde el nacimiento, porque si esperamos a la enfermedad, ya será tarde”.

Para el representante de semFYC, la edad crítica para poder prevenir la diabetes “comienza incluso antes del nacimiento, desde el periodo de gestación”, puesto que existen problemas durante el embarazo que se relacionan con el desarrollo futuro de obesidad, “niños obesos que, muy probablemente serán adultos obesos, por eso siempre es mejor la prevención que tener que combatirla a cualquier edad”. Con todo, el facultativo considera que más que fijarse en una edad crítica, hay que hacerlo en “fases de la vida, todas aquellas que suponen cambios en las rutinas como la adolescencia, el matrimonio, las separaciones etc., son acontecimientos vitales que pueden modificar nuestra vida futura y prevenir o facilitar la aparición de diabetes”.

Pero no hay que concentrar toda la atención en la obesidad, ni tampoco en la alimentación o el sedentarismo porque, como resalta el doctor Ávila, “van unidos. Una persona sedentaria tiene más tendencia a la obesidad, al igual que un mal comedor. Son tres factores que van unidos de forma casi inseparable y que de forma indiscutible tienen un papel fundamental en el desarrollo de la diabetes tipo 2”, aunque no se resiste a admitir que “si tengo que elegir uno, la obesidad es la que más se ha relacionado con el desarrollo de la diabetes”.

 

Programas de salud en Atención Primaria

Mejorar la prevención de la diabetes debe ser un objetivo para los médicos de Atención Primaria, y, para este fin, es precisa “la implementación de programas de salud que fomenten una vida saludable, insistiendo en los beneficios de la dieta mediterránea y el ejercicio regular”.

En cuanto a la posibilidad de poder hacer controles de glucosa a la población mediante técnicas similares a ciertas App que utilizan los diabéticos, Luis Ávila comenta que “aún no tenemos sistemas de monitorización poblacional, pero esta ha avanzado muchísimo en los últimos años y actualmente no es necesario que el paciente se desplace a un centro médico para ver sus controles porque se pueden recibir y enviar por internet (igual que se puede hacer para resolver dudas que le puedan surgir al diabético en un momento determinado). Y de la misma forma se puede hacer con las dudas que el paciente con diabetes pueda plantearse en algún momento determinado”.

De cara al futuro, el especialista aventura que los sistemas de loop o los páncreas artificiales ajustarán la glucosa automáticamente haciendo innecesarios los controles continuos, aunque la mayor aspiración es curar la enfermedad. “Esa es la esperanza de todos los que trabajamos en diabetes, no solo en la investigación para su posible curación, también en cómo prevenir su desarrollo, sobre todo en personas con alto riesgo. Esto es una realidad en personas con diabetes tipo 2 muy obesas, en las que la cirugía bariátrica puede revertir la enfermedad”, asegura el portavoz de semFYC.

 

1.-Ciber de Diabetes y Enfermedades Metabólicas asociadas (Ciberdem)

http://www.ciberisciii.es/noticias/estudio-di-betes-cerca-de-400000-personas-desarrollan-diabetes-cada-ano-en-espana

2.-Estudio Aladino

http://www.aecosan.msssi.gob.es/AECOSAN/docs/documentos/nutricion/observatorio/Estudio_ALADINO_2015.pdf