Este sitio web está dirigido a profesionales sanitarios en España.

La biopsia líquida puede ayudar a detectar el cáncer de pulmón en estadio temprano

14 agosto, 2018

La biopsia líquida puede ayudar a detectar el cáncer de pulmón en estadio temprano

Una prueba que analiza el ADN en la sangre podría ser determinante para el diagnóstico precoz

La biopsia líquida, que analiza el ADN en la sangre, puede detectar el cáncer de pulmón en estadio temprano, según las conclusiones de un análisis preliminar del estudio Atlas del Genoma Libre de Células Circulantes (The Circulating Cell-free Genome Atlas Study – CCGA1). Se trata de uno de los primeros estudios que investiga si la secuenciación del ADN transportado por la sangre es un enfoque factible para la detección precoz del cáncer. El CCGA se ha presentado en la Reunión Anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica2 (ASCO).

Geoffrey R. Oxnard, del Instituto de Cáncer Dana-Farber (Estados Unidos), ha mostrado la satisfacción de los investigadores tras conocer los resultados iniciales del estudio, “que muestran la posibilidad de detectar el cáncer de pulmón en estadio temprano a partir de muestras de sangre usando la secuenciación del genoma”. “Existe una necesidad no satisfecha a nivel mundial de obtener pruebas de detección temprana para el cáncer de pulmón que puedan implementar fácilmente los sistemas de salud. Estos son resultados prometedores, y los próximos pasos son optimizar aún más los ensayos y validar los resultados en un grupo más grande de gente”, ha añadido el autor principal del estudio.

Las biopsias líquidas se utilizan en la actualidad para ayudar a elegir terapias dirigidas a las personas que ya han sido diagnosticadas con cáncer de pulmón. Hasta hace poco, ha habido evidencia limitada para indicar que el análisis de ADN libre de células puede ser factible para la detección temprana de la enfermedad.

Investigación en EEUU y Canadá

El estudio CCGA ha inscrito a más de 12.000 de los 15.000 participantes planificados (70 por ciento con cáncer, 30 por ciento sin cáncer) en 141 centros de Estados Unidos y Canadá. Los resultados presentados en ASCO corresponden al primer subestudio del CCGA, en el que se realizaron tres ensayos de secuenciación del prototipo en muestras de sangre de aproximadamente 1.700 participantes.

Se incluyeron en esta primera evaluación un total de 20 tipos de cáncer diferentes de todas las etapas. Los autores exploraron la capacidad de los tres ensayos para detectar el tumor en 127 personas con cáncer de pulmón en estadio I-IV. Se diseñaron los ensayos para detectar señales que definen el cáncer (mutaciones y otros cambios genómicos) que podrían usarse en una prueba de detección temprana del cáncer: secuenciación dirigida para detectar mutaciones no heredadas (somáticas), como variantes de nucleótidos únicos e inserciones y/o deleciones pequeñas; secuenciación del genoma completo para detectar cambios en el número de copias del gen somático, y secuenciación de bisulfito de genoma completo de ADN libre de células para detectar cambios epigenéticos.

Con un 98 por ciento de especificidad, un ensayo detectó el 41 por ciento de los cánceres de pulmón en etapa inicial (etapa I-IIIA) y el 89 por ciento de los cánceres de pulmón en etapa tardía (etapa IIIB-IV). El segundo ensayo fue similarmente efectivo, detectó el 38 por ciento de los cánceres en etapa temprana y el 87 por ciento de los cánceres en etapa tardía, mientras que el ensayo dirigido detectó el 51 por ciento de los cánceres en etapa temprana y el 89 por ciento de los cánceres en etapa tardía. Los resultados iniciales mostraron también que los tres ensayos podrían detectar cáncer de pulmón con una baja tasa de falsos positivos.

 

Referencia

  1. The Circulating Cell-free Genome Atlas Study (CCGA). Geoffrey R. Oxnard, Instituto de Cáncer Dana-Farber (EE UU). Clinical Trials.US National Library of Medicine. https://bit.ly/2KlK77b
  2. ASCO Daily News. Annual Meeting 2018 of the American Society of Clinical Oncology (ASCO). https://bit.ly/2yYJOdi